Conceptos básicos de psicomotricidad (I)

Conde Caveda, Moreno, Garófano

Las canciones motrices. Ed INDE: Barcelona, 1999 / RIGAL, Robert. Educación motriz y educación psicomotriz en Preescolar y Primaria. Ed INDE. Barcelona, 2006.

Durante los primeros meses, y aún en posprimeros años de vida, el desarrollo y la evolución de la motricidad y del psiquismo van estrechamente ligados y, de ahí, la noción de desarrollo psicomotor, derivada de los estudios de Piaget (1947, 1948, 1950, 1956) y de Wallon (1925, 1934). Este desarrollo resalta las transformaciones del conjunto de las potencialidades del niño, los cambios en sus competencias y sus realizaciones que facilitan la adaptación al mundo a través de las acciones motrices; pero se confunde a menudo con el desarrollo motor, el cual se ve sometido a la evolución de las estructuras neuromotrices ya los procesos de madurez nerviosa. Dicha evolución neuromotriz se traduce en una mejor coordinación motriz debido a un control motor más eficaz de las actividades estabilizadoras, locomotrices y manipulatorias que, según el enfoque cognitivista, dependen del perfeccionamiento de los procesos de tratamiento de la información, el otro elemento que distingue a la psicomotricidad es la importancia funcional de dicha evolución en la relación del individuo consigo mismo y con el entorno. Esta relación, de naturaleza motriz y afectiva, aparece muy temprano con las sonrisas, el llanto, los gestos de expresividad del bebé al acercarse sus padres o personas desconocidas, y lo hace mucho antes de dominar el lenguaje; y en los trastornos psicomotores es precisamente la que resulta afectada.

Según Piaget y Wallon, la evolución precoz de la motricidad y la del psiquismo están estrechamente relacionadas, función de importancia capital en el desarrollo de la inteligencia y las funciones cognitivas, así como en el establecimiento de relaciones con el entorno. En este caso, la acción motriz, como algo concreto, sirve de punto de partida para la adquisición de conceptos abstractos. Las experiencias relacionadas con las acciones motrices, concretas y variadas, van conduciendo progresivamente al niño hasta la abstracción, al acceso a los conceptos y al conocimiento mediante un tratamiento cada vez más completo y complejo de las informaciones asociadas a la intervención, el apoyo o la mediación del adulto; este último, por las preguntas que hace o la información que da sobre los resultados de las manipulaciones, facilita el acceso a los conceptos y a la abstracción. Los ejercicios propuestos en psicomotricidad preparan para los aprendizajes escolares, pues se supone que existe una relación causal entre los ejercicios perceptivo-motores (que tienen por objeto el espacio, el tiempo, el ritmo, la coordinación motriz el predominio lateral las condiciones de los aprendizajes escolares de base escritura lectura matemáticas (Rigal, 1976).

A través de manipulaciones apropiadas se construyen estructuras abstractas interiorizando los resultados de las acciones, y se reflexiona sobre su evolución y su resultado; la reflexión es necesaria, es decir que no sólo hay que hacer para comprender, sino que es menester reflexionar para integrar lo nuevo a lo ya conocido. No se trata de hacer o describir lo que se ha hecho para entenderlo: hay que interiorizar los resultados de las acciones en el plano cognitivo. Por más que el niño aplaste una de las dos bolas de plastilina y sea testigo ocular de lo que ocurre, no deducirá automáticamente la conservación de la materia porque no habrá transcendido las percepciones inmediatas para tener en cuenta varios factores al mismo tiempo. La experiencia concreta no permite acceder a la abstracción más que en la medida en que se confronta su resultado con la reflexión, con lo ya conocido. La construcción de las estructuras cognitivas se fundamenta en componentes biológicos y sociales. Las primeras afectan a la organización y la madurez del sistema nervioso, cuya evolución hace posible la ampliación de las funciones cognitivas y motrices visibles en las acciones del sujeto que reúne, agrupa, clasifica y distribuye objetos. Las segundas abarcan los efectos del entorno social en la actualización y el refuerzo de las posibilidades cognitivas gracias al lenguaje y a las funciones simbólicas.

Las funciones cognitivas nos permiten reflexionar o actuar en un contexto concreto, adquirir un comportamiento o conocimientos; incluyen, por ejemplo: la inteligencia, la organización perceptiva, la integración sensorial, la atención selectiva, la memoria, el lenguaje, el pensamiento, la organización espacial, la organización temporal a las cuales se añade, a veces, el predominio lateral y el esquema corporal aunque estos dos elementos no constituyan, hablando con propiedad, funciones cognitivas. La idea que más ha prevalecido en el contexto de la psicomotricidad, y que ha sido su razón de ser, es que un buen desarrollo de estas funciones es condición previa para los aprendizajes escolares y que de su dominio depende el éxito en lectura, escritura y matemáticas. Por lo tanto, hay que trabajarlas para facilitar la adquisición de los conocimientos asociados al aprendizaje previsto; la inmadurez del niño puede representar una causa de retraso intelectual, pero también actuar sobre los otros elementos funcionales. Los programas de desarrollo de las funciones perceptivas y su evaluación (Frostig, 1963; Bender, 1946; Santucci et Pecheux, 1979), característicos del enfoque educativo, se han basado considerablemente en esta creencia hasta que el estudio de su impacto los ha vuelto a poner en tela de juicio.

La educación psicomotriz está muy generalizada sobre todo en el medio escolar y tiende a integrar las funciones motrices y mentales bajo la influencia combinada del desarrollo (madurez) del sistema nervioso y de la educación (entorno). Para adquirir las nociones de pesado-ligero o de densidad, por ejemplo, basta sopesar con las manos objetos de volúmenes y de pesos distintos: la variación de la fuerza de las contracciones musculares necesarias para sostenerlos (ya que en realidad los músculos son tanto receptores sensoriales como efectores motores) y que los niños experimentan, hará que éstos entiendan directamente esos conceptos. Percepción, acción y representación constituyen la trilogía fundamental de la educación psicomotriz (Berthental, 1996; Bushnell y Boudreau, 1993). Pero eso no quiere decir, en modo alguno, que la motricidad aumente la inteligencia del niño; sino que es la acción motriz la que da cuenta de su potencial. De hecho, se trata de poner a los niños en situaciones concretas y aprovechar esto para facilitar la adquisición o de comprobar que se entienden las nociones previas, o no, a los aprendizajes escolares mediante estímulos sensoriales y motores (Lapierre y Aucouturier, 1974; Le Boulch, 1972; Picq y Vayer, 1984). Estas nociones, cuya lista está más dedicada al uso que por lo racional, hacen referencia al esquema corporal, la lateralidad, la coordinación motriz, de naturaleza fina o global, la organización espacial, la organización temporal, la percepción de los contrastes y la expresión-comunicación. Son cruciales para establecer una relación correcta con el mundo, y a partir de ellas se elaboran ejercicios sistematizados en el aula o en el gimnasio, especialmente durante los primeros años de la escolarización, hacia los 8 o 9 años.

Esquema Corporal

El Esquema Corporal es el conocimiento del propio cuerpo del niño, la toma de conciencia de las partes que lo constituyen, de sus posibilidades y limitaciones (Sena, 1991). Según Le Boulch (1979), el Esquema Corporal es la intuición global o conocimiento inmediato del propio cuerpo ya sea en reposo o movimiento, en función de la interelación de sus partes y de la relación con el espacio y objetos que nos rodean. Para Zapata y Aquino (1983), se entiende por Esquema Corporal aquellas representaciones mentales que tenemos de nuestro propio cuerpo.

Podemos determinar, por tanto que el Esquema Corporal es el conocimiento de las partes del cuerpo y la toma de conciencia de ellas, con el objeto de desenvolvernos con armonía en el espacio que nos rodea y en relación con nuestros iguales. Como bien dice Wallon, se trata del resultado y al mismo tiempo del requisito de una ajustada relación entre el individuo y su medio (Tasset, 1980).

Entre los objetivos que pretende el desarrollo del Esquema Corporal podemos citar:

  • – Localizar los distintos segmentos corporales de uno mismo.
  • – Aprender la denominación de cada segmento o parte corporal.
  • – Localizar los distintos segmentos corporales en el compañero.
  • – Aprender las funciones de cada parte o segmento corporal.
  • – Aprender a observar.
  • – Aprender a sentir mejor el cuerpo.
  • – Desenvolvemos con armonía y precisión en el espacio circundante.

Etapas de estructuración del esquema corporal

El esquema corporal se construye progresivamente, estando su desarrollo ligado al desarrollo motor y rigiéndose por las leyes de maduración, como la ley cefalocaudal, que dice que el desarrollo se produce desde la cabeza hacia las extremidades y la ley proximodistal, que dice que el desarrollo se produce partiendo del eje corporal hacia fuera.

Según Ferrándiz, las etapas por las que pasa el niño/a hasta tener un correcto conocimiento de su cuerpo son:

– Periodo de 0 a 3 meses: la actividad del niño se centra en movimientos reflejos que serán los primeros indicios al esquema corporal. La zona oral será la de mayor significación encontrándonos con los automatismos innatos, todos ellos necesarios, como por ejemplo el reflejo de succión. Es la etapa denomina “cuerpo paciente”.

– Periodo de 3 meses a 1 año: Aparece la primera regencia visual de su cuerpo, que será visión de la mano. Durante este periodo se produce el paso de la postura horizontal a la vertical, comenzando así la etapa denomina “cuerpo vivido”.

– Periodo de 1 a 2 años: Continua la etapa del cuerpo vivido. Aparece la marcha que será el instrumento de descubrimiento del mundo. El niño diferencia su cuerpo de los objetos y se inicia en la lateralización.

– Período de los 2 a los 3 años. El niño/a empieza a conocer y nombrar verbalmente casi todas las partes de su cuerpo. Sabe lo que es ponerse de frente, de espaldas y de lado.

– Período de los 4 años. El niño/a se da cuenta de que existen dos partes en su cuerpo, derecha e izquierda, pero no conoce su localización. Incorpora a su conocimiento algunos elementos más de su cuerpo (codo, rodilla, cejas,…)

– Período de los 5 a los 7 años. Aumenta la discriminación perceptiva, se desarrolla el control postural y respiratorio, se afirma la lateralidad y se independizan los brazos respecto al tronco.

– Período de los 7 a los 12 años. La elaboración del esquema corporal en esta etapa incluye la representación mental del mismo. Se toma conciencia de los diferentes segmentos corporales y se adquiere progresivamente la estructuración espaciotemporal. En primer lugar se logra la orientación de uno mismo, después la de los otros compañeros y por último la de los objetos.

Hemos de observar que a los 11-12 años el esquema corporal se completa, pero en ningún caso termina su desarrollo. Su reconstrucción será necesaria debido a los cambios que experimenta el cuerpo del sujeto a lo largo de la vida.

Asimismo, el esquema corporal es un sistema de conocimiento integrado por diferentes elementos, que pasamos a describir y analizar a continuación. La educación psicomotriz:

Temporalidad

La Espacialidad no puede separarse de la Temporalidad y viceversa, ya que todas las situaciones y movimientos se van a dar en un espacio y en un tiempo determinado. La podemos definir como la forma de conciencia de la realidad que percibimos a partir de los cambios o hechos que suceden. Estos cambios se pueden evidenciar tanto por la secuencialidad de sus puntos de referencia: orden, primer componente de la percepción temporal, como por la duración, que es el tiempo físico medido en minutos, segundos, etc, que separa dos puntos de referencia, el cual es el segundo componente de la percepción temporal. El orden define la sucesión que hay entre los acontecimientos que se producen, unos a continuación de otros, y esta percepción del orden sólo va a ser posible si los estímulos son susceptibles de organizarse entre ellos, y la duración es la medida del intervalo temporal que separa dos puntos de referencia.

Respecto a la percepción de la duración, ésta va a depender según Serra (1991), de los siguientes factores: la edad (con la edad la percepción de la duración se mejora), las tareas (las tareas realizadas por uno mismo hacen que la duración de la misma parezca menor, aunque si aumenta el número de estímulos en esa tarea habrá sobreestimación del tiempo) y las características del sujeto (motivación, experiencia, personalidad, etc.)

Entre los conceptos que se deben trabajar con los niños para adquirir el dominio de la noción temporal según Cuenca & Rodao (1986), podemos citar los siguientes (al principio, al final, día, noche, amanecer, anochecer, por la mañana, mañana, por la tarde, mediodía, ayer, hoy, primavera, verano, otoño, invierno, días de la semana, horas…). En cuanto a los aspectos de duración, sucesión y simultaneidad, podemos trabajar con los siguientes conceptos (antes, ahora, luego, después, anteriormente, posteriormente, pronto, tarde, temprano, durante, primero, segundo, último, al mismo tiempo, entonces, poco tiempo, mucho tiempo, enseguida…)

Coordinación

La Coordinación es la interacción armoniosa y en lo posible económica de los músculos, nervios y sentidos, con el fin de traducir acciones cinéticas precisas y equilibradas (motricidad voluntaria) y reacciones rápidas y adaptadas a cada situación (Ortega & Blázquez, 1982).

Para Bucher (1982), la Coordinación viene a ser la evaluación de las posibilidades que tiene el sujeto de contraer aisladamente distintos grupos musculares en función del movimiento solicitado, y de realizar a la vez, movimientos que impliquen varios segmentos corporales.

Queremos dejar constancia de que aunque analicemos la Coordinación como una habilidad más dentro de las habilidades perceptivas, va a ser una habilidad incardinada en el resto, ya que toda habilidad tiene un componente coordinativo muy elevado. En este sentido a la Coordinación podríamos bautizarla como la “madre” del resto de las habilidades motrices. De hecho, en muchos de los supuestos prácticos de diferentes tipos de Coordinación, como por ejemplo la Coordinación óculo-manual, utilizamos para su desarrollo de otras habilidades como puede ser el bote, los lanzamientos o las recepciones. Lo mismo ocurre con la Coordinación estática, que se trabaja a través de ejercicios de equilibración.

Existen diversas clasificaciones sobre la habilidad Coordinación que se han ido transfiriendo de especialistas a especialistas, enriqueciéndose algunas y sintetizándose otras. Para el objeto de nuestro estudio nos basaremos en la siguiente clasificación por su sencillez de comprensión. Dicha clasificación, divide la Coordinación en:

  • – Coordinación Dinámico-General (Coordinación de numerosos grupos musculares interviniendo al unísono)
  • – Coordinación Estática (Coordinación de los distintos grupos musculares estando el cuerpo estático -equilibración-)
  • – Coordinación Segmentaria (Coordinación entre algún segmento corporal y la visión)
  • – Coordinación ojo-mano.
  • – Coordinación ojo-pie.
  • – Coordinación ojo-cabeza.

Espacialidad

El espacio es el lugar donde nos movemos, y viene determinado por los estímulos que en él se producen. La Espacialidad se puede dividir en Orientación espacial, Estructuración espacial y Organización espacial. La orientación y estructuración espacial constituyen los pilares base que posibilitan el movimiento del niño para organizar el espacio (Castañer & Camerino, 1991). La orientación espacial se puede entender como la aptitud para mantener constante la localización del propio cuerpo con respecto a la posición de los objetos, como para posicionar esos objetos en función de dónde estemos situados nosotros.

La estructuración espacial, permite saber cómo está estructurado el espacio a partir de diversas categorías de relaciones espaciales que nos dan la percepción de vecindad, separación, orden, sucesión entre objetos, relación topológica, etc., permitiendo situar los objetos o los elementos de un mismo objeto con relación a los demás (relaciones proyectivas), o coordinar los objetos entre sí en relación con un sistema o unas coordenadas de referencia, implicando poner en juego medidas de longitud, volumen y superficie.

La organización espacial, permite al niño organizar el espacio partiendo de la orientación y estructuración espacial, y se basa en la vivencia motriz y perceptiva inmediata que el niño posee del espacio en sus edades iniciales (0-7 años), y en su capacidad de analizar estos datos perceptivos inmediatos con profundidad, elaborando relaciones espaciales de mayor complejidad (de los 7 años en adelante).

Los objetivos que se persiguen con el trabajo de la Espacialidad son los siguientes:

  • – Ser capaz de reconocer las distancias de un objeto respecto a uno mismo.
  • – Identificar las distancias entre objetos.
  • – Diferenciar entre espacio propio, próximo y lejano.
  • – Ser capaz de proyectar el propio cuerpo en el espacio circundante.
  • – Saber conjugar diversos elementos de estructura espacial (alturas, planos, distancias, ejes…)

Equilibrio

El Equilibrio, por su estrecha relación con el Control y el Ajuste Postural, lo consideramos como una habilidad perceptiva englobada dentro de la Conciencia corporal, aunque para algunos autores sea una habilidad básica ( , 1991) y para otros una habilidad puente entre las habilidades perceptivas y las básicas, o como la primera capacidad tangible (Castañer & Camerino, 1991)

El Equilibrio lo podríamos definir como la capacidad de mantener el centro de gravedad dentro de la base de sustentación del cuerpo (Trigueros & Rivera, 1991), o lo que es lo mismo, como aquellas respuestas que deberá dar el niño para contrarrestar las fuerzas que tienden a alterar una postura determinada.

Según Castañer & Camerino (1991), dentro del Equilibrio podemos distinguir entre un Equilibrio reflejo (de tipo estático-postural), un Equilibrio automático (movimientos automatizados, propios de la vida cotidiana), y un Equilibrio voluntario (aplicado en las distintas acciones motrices). El planteamiento de nuestras propuestas va orientado a esta última forma, aunque implique en su realización a las demás.

Los tipos de Equilibrio que vamos a trabajar en las canciones que presentamos son: el Equilibrio Estático y el Equilibrio Dinámico (en movimiento). Por otra parte, en muchas de las tareas que presentamos, sobre el desarrollo del Equilibrio estático, anulamos el sistema visual para una mejor toma de conciencia del cuerpo expuesto a esas situaciones.

Entre los objetivos que pretendemos desarrollar con el Equilibrio podemos citar los siguientes:

  • – Toma de conciencia del cuerpo al exponerlo a situaciones de equilibración.
  • – Dominio corporal para el mantenimiento de diversas posturas.
  • – Experimentar una gran gama de experiencias motrices que pongan en juego la equilibración.
  • – Conocer diferentes bases de sustentación del cuerpo en situaciones de equilibrio.

Control y ajuste postural

Se puede definir como el modo de reacción personal a un estímulo constante, “la gravedad” (Lapierre, 1981), condicionada tanto por factores morfológicos (músculos, huesos, etc), neurológicos (reflejos), como afectivos (estados anímicos, etc.).

La definición anteriormente citada nos puede llevar a la idea de Equilibración (Castañer & Camerino, 1991), motivo por el cual nos inclinemos a relacionar íntimamente el Equilibrio con el Control y Ajuste Postural.

La importancia de una buena educación postural se justifica en el hecho de que la eficacia de nuestros movimientos va a depender de lo equilibrada y económica que sea la postura de base.

Una buena educación postural requerirá, por lo tanto, de posturas equilibradas, proporcionando este buen ajuste que los movimientos sean económicos (menor desgaste energético), eficaces (más precisos) y más expresivos.

Por otro lado, un buen Control y Ajuste Postural nos servirá para evitar desequilibrios posturales que puedan desencadenar en problemas estructurales (columnas, articulaciones), provocados por una actitud postural habitual poco correcta.

La base sobre la que se sustenta el Control y Ajuste Postural es el tono muscular, por lo que la fuerza también va a estar muy relacionada con esta habilidad.

Entre los objetivos que esta habilidad desarrollará, podemos citar los siguientes:

  • – Tomar conciencia de las diferentes posturas corporales.
  • – Tomar conciencia de la movilidad del eje corporal.
  • – Ser capaces de disociar segmentos.
  • – Favorecer el desarrollo equilibrado de la musculatura.
  • – Mantener y mejorar la movilidad articular.
  • – Tomar mejor conciencia de las partes del cuerpo.
  • – Evitar posibles lesiones relacionadas con malos hábitos posturales.
  • – Mejorar el equilibrio.

 

 

Comunicación Gestual y Desarrollo Socio-Emocional

Comunicación Gestual y Desarrollo Socio-Emocional

La manipulación, una necesidad básica para el crecimiento del niño.

La manipulación, una necesidad básica para el crecimiento del niño.

Expresión musical: Carácter y Matices

Expresión musical: Carácter y Matices

Las cualidades del sonido: la duración

Las cualidades del sonido: la duración

7 conceptos de desarrollo infantil que todo padre y educador debe conocer

7 conceptos de desarrollo infantil que todo padre y educador debe conocer

“Películas cerebrales”: una forma de imaginar y comprender la lectura

“Películas cerebrales”: una forma de imaginar y comprender la lectura

La percepción visomotora y las habilidades

La percepción visomotora y las habilidades

El cerebro convierte las palabras en imágenes

El cerebro convierte las palabras en imágenes

La caja musical que te ayudará a recuperar los recuerdos

La caja musical que te ayudará a recuperar los recuerdos

Un poema de una sola silaba

Un poema de una sola silaba

El cerebro automático y la memoria muscular

El cerebro automático y la memoria muscular

El arte desarrolla habilidades para que los niños se desenvuelvan en sociedad

El arte desarrolla habilidades para que los niños se desenvuelvan en sociedad

El valor del arte en el proceso educativo parte 2

El valor del arte en el proceso educativo parte 2

El valor del arte en el proceso educativo parte 1

El valor del arte en el proceso educativo parte 1

El cerebro lector: algunas ideas clave

El cerebro lector: algunas ideas clave

El teatro: una necesidad educativa

El teatro: una necesidad educativa

¿Por qué el cerebro humano necesita el arte?

¿Por qué el cerebro humano necesita el arte?

El cerebro social: cooperación en el aula

El cerebro social: cooperación en el aula

La conexión cuerpo y cerebro en el aprendizaje

La conexión cuerpo y cerebro en el aprendizaje

 El Aprendizaje a través de la Percepción como Estrategia

 El Aprendizaje a través de la Percepción como Estrategia

Percepción espacio-temporal

Percepción espacio-temporal

Equilibriocepción

Equilibriocepción

Sensación y percepción  parte 3

Sensación y percepción parte 3

Sensación y Percepción.  parte 1

Sensación y Percepción. parte 1

Sensación y Percepción parte 2

Sensación y Percepción parte 2

Pedagogía de la calle y juegos populares

Pedagogía de la calle y juegos populares

Cerebro y consciencia : Un teatro en la cabeza

Cerebro y consciencia : Un teatro en la cabeza

¿Cómo crea el cerebro una percepción continua de la realidad?

¿Cómo crea el cerebro una percepción continua de la realidad?

Acerca de los juegos físicos de la tradición

Acerca de los juegos físicos de la tradición

El desarrollo psicomotor en la etapa postnatal (de 0 a 6 años)

El desarrollo psicomotor en la etapa postnatal (de 0 a 6 años)

Kinesia

Kinesia

El gesto y sus categorías

El gesto y sus categorías

El lenguaje gestual probablemente fue anterior al verbal:

El lenguaje gestual probablemente fue anterior al verbal:

El gesto y la palabra

El gesto y la palabra

El cerebro en el Tango

El cerebro en el Tango

La música y la activación de áreas cerebrales

La música y la activación de áreas cerebrales

Lateralidad

Lateralidad

Cuerpo, emoción y afecto en el niño

Cuerpo, emoción y afecto en el niño

Acerca de la Imitación II – Las Neuronas Espejo

Acerca de la Imitación II – Las Neuronas Espejo

Juegos de palmas: Creación artística y cultural

Juegos de palmas: Creación artística y cultural

El Equilibrio

El Equilibrio

Coordinación dinámica Manual

Coordinación dinámica Manual

Tono y Postura muscular

Tono y Postura muscular

La música y su representación corporal

La música y su representación corporal

Noción de cuerpo, propiocepción y conciencia corporal

Noción de cuerpo, propiocepción y conciencia corporal

Kinestesia y Cinestecia

Kinestesia y Cinestecia

Estructuración Temporal

Estructuración Temporal

Pulso y Ritmo

Pulso y Ritmo

Ritmo en la música estructura métrica.

Ritmo en la música estructura métrica.

Ritmo tiempo y duración

Ritmo tiempo y duración

Características de la percepción sonora

Características de la percepción sonora

No todos escuchamos lo mismo

No todos escuchamos lo mismo

Silencio Absoluto

Silencio Absoluto

El signo en Pierce

El signo en Pierce

El oido y las cualidadesdel sonido. Video

El oido y las cualidadesdel sonido. Video

Pulso, acento y compás.

Pulso, acento y compás.

Conceptos básicos de psicomotricidad

Conceptos básicos de psicomotricidad

El niño y su relación con el mundo sonoro

El niño y su relación con el mundo sonoro

La Tesitura Espontánea del Canto en Niños de Tres y Cuatro Años

La Tesitura Espontánea del Canto en Niños de Tres y Cuatro Años

La música desarrolla el lenguaje

La música desarrolla el lenguaje

La música, el cerebro y Ravel

La música, el cerebro y Ravel

Trastornos de la Prosodia

Trastornos de la Prosodia

Lengua tonal

Lengua tonal

Hablando en jerigonza

Hablando en jerigonza

¿Qué son las figuras literarias?

¿Qué son las figuras literarias?

Un recorrido por la historia del castellano en Latinoamérica 

Un recorrido por la historia del castellano en Latinoamérica 

Factores Psicomotores Básicos

Factores Psicomotores Básicos

La música tiende puentes entre los dos hemisferios del cerebro infantil

La música tiende puentes entre los dos hemisferios del cerebro infantil

Esquema Corporal

Esquema Corporal

Equilibrio y control y ajuste postural

Equilibrio y control y ajuste postural

Ritmo en la música. Antropología y terminología

Ritmo en la música. Antropología y terminología

Parámetros musicales y movimiento corporal

Parámetros musicales y movimiento corporal

La aplicación del sonido, ritmo y movimiento en el desarrollo de infantes con habilidades diferentes

La aplicación del sonido, ritmo y movimiento en el desarrollo de infantes con habilidades diferentes

La voz humana

La voz humana

El Aprendizaje a través de la Percepcion como Estrategia

El Aprendizaje a través de la Percepcion como Estrategia

La educación psicomotriz en el preescolar

La educación psicomotriz en el preescolar

Estructuración temporal

Estructuración temporal

La coordinación entre miembros del cuerpo.

La coordinación entre miembros del cuerpo.

Importancia del movimiento en la exploración háptica

Importancia del movimiento en la exploración háptica

Rítmica Jaques-Dalcroze

Rítmica Jaques-Dalcroze

Percepción táctil, kinestésica y háptica.

Percepción táctil, kinestésica y háptica.

Juego de Manos

Juego de Manos

Origen de la Psicomotricidad

Origen de la Psicomotricidad

Musicofobia

Musicofobia

Un hombre y su “desafío coral” ha cambiado la vida de 30 jovenzuelos de una escuela de segunda enseñanza de Middlesex. 

Un hombre y su “desafío coral” ha cambiado la vida de 30 jovenzuelos de una escuela de segunda enseñanza de Middlesex. 

Integrando música, lenguaje y voz en la terapia musical -II-

Integrando música, lenguaje y voz en la terapia musical -II-

Integrando música, lenguaje y voz en la terapia musical -I-

Integrando música, lenguaje y voz en la terapia musical -I-

Oye mi hijo?

Oye mi hijo?

Tu cerebro en jazz

Tu cerebro en jazz

¿Crees que puedes bailar?

¿Crees que puedes bailar?

El sonido de la Pasión

El sonido de la Pasión

Plantando las semillas de la canción

Plantando las semillas de la canción

Porque la música nos hace sentir ?

Porque la música nos hace sentir ?

El silbo gomero, lenguaje ancestral de los pastores de la isla canaria

El silbo gomero, lenguaje ancestral de los pastores de la isla canaria

Los saberes previos

Los saberes previos

Sobre el Juego (II)

Sobre el Juego (II)

Espacialidad Temporalidad Coordinación

Espacialidad Temporalidad Coordinación

Consejos de los grandes escritores

Consejos de los grandes escritores

Coordinación motriz

Coordinación motriz

Conceptos básicos de psicomotricidad (I)

Conceptos básicos de psicomotricidad (I)

Estructuración temporal

Estructuración temporal

Juegos de Manos

Juegos de Manos

Cómo no ganar el Premio Nobel

Cómo no ganar el Premio Nobel

Los préstamos lingüísticos -II-

Los préstamos lingüísticos -II-

Los préstamos lingüísticos -I-

Los préstamos lingüísticos -I-

¿Los niños nacen con el idioma en la cabeza?

¿Los niños nacen con el idioma en la cabeza?

Trabalenguas

Trabalenguas

Patrones fundamentales de la entonación

Patrones fundamentales de la entonación

Entonación

Entonación

Articulación, vocalización, dicción

Articulación, vocalización, dicción

Cómo conservar y mejorar las condiciones de la voz

Cómo conservar y mejorar las condiciones de la voz

Los gritos de la calle

Los gritos de la calle

Dialecto, jerga y argot

Dialecto, jerga y argot

Uso y funciones del lenguaje

Uso y funciones del lenguaje

Amar las palabras

Amar las palabras

Rítmica corporal

Rítmica corporal

Definición del Ritmo en general

Definición del Ritmo en general

La sonrisa es más barata que los antidepresivos

La sonrisa es más barata que los antidepresivos

Las Neuronas Espejo

Las Neuronas Espejo

La Háptica y los sentidos del tacto

La Háptica y los sentidos del tacto

Concepto de indicio

Concepto de indicio

La historia de los colores

La historia de los colores

Influencia de la percepción visual y su tratamiento en el aprendizaje

Influencia de la percepción visual y su tratamiento en el aprendizaje

La Gestaldt

La Gestaldt

Una profunda atención

Una profunda atención

El poder de la música

El poder de la música

Música, cerebro y emoción

Música, cerebro y emoción

Cómo la música nos transporta al pasado

Cómo la música nos transporta al pasado

La música y la memoria

La música y la memoria

La naturaleza del objeto en función dramática

La naturaleza del objeto en función dramática

El silbo gomero, activa la misma zona neuronal que el habla

El silbo gomero, activa la misma zona neuronal que el habla

¿Por qué hace un ruido tan fuerte el látigo?

¿Por qué hace un ruido tan fuerte el látigo?

Significado y Sentido

Significado y Sentido

Tropos y figuras retóricas

Tropos y figuras retóricas

Sobre el arte de un escritor

Sobre el arte de un escritor

Transmisión del ritmo

Transmisión del ritmo

Tangueros revelan claves del cerebro

Tangueros revelan claves del cerebro

Algunos animales también tienen sentido rítmico de la música

Algunos animales también tienen sentido rítmico de la música

Rima y Métrica

Rima y Métrica

Métrica y poesía

Métrica y poesía

Reglas de la poesía

Reglas de la poesía

Los sonidos y la mente

Los sonidos y la mente

Hallan un mecanismo natural que protege del trauma acústico

Hallan un mecanismo natural que protege del trauma acústico

El ruido no es sólo ruido

El ruido no es sólo ruido

Expertos ubican a las neuronas que procesan los tonos musicales

Expertos ubican a las neuronas que procesan los tonos musicales

Biomúsica

Biomúsica

El lenguaje gestual probablemente fue anterior al verbal

El lenguaje gestual probablemente fue anterior al verbal

Música bajo el microscopio

Música bajo el microscopio

Encontraron el instrumento musical más antiguo del mundo

Encontraron el instrumento musical más antiguo del mundo

Una introducción a la Ecología Acústica

Una introducción a la Ecología Acústica

Conclusiones del Foro Mundial de Ecología Acústica

Conclusiones del Foro Mundial de Ecología Acústica

Cómo suena cada rincón del mundo

Cómo suena cada rincón del mundo

La importancia de tener dos oídos

La importancia de tener dos oídos

LOS CEREBROS DE LOS MÚSICOS SON MAS EFICACES EN LA IDENTIFICACIÓN SONORA DE EMOCIONES

LOS CEREBROS DE LOS MÚSICOS SON MAS EFICACES EN LA IDENTIFICACIÓN SONORA DE EMOCIONES

Beneficios del canto para el organismo.

Beneficios del canto para el organismo.

Un satélite de la Nasa confirma la “música de las esferas”

Un satélite de la Nasa confirma la “música de las esferas”

Música genética, molecular y algo más…

Música genética, molecular y algo más…

La música es como un espejo de la mente

La música es como un espejo de la mente

Los bebés distinguen patrones y variaciones musicales mientras duermen

Los bebés distinguen patrones y variaciones musicales mientras duermen

Los recién nacidos perciben el ritmo de la música, señala un nuevo estudio

Los recién nacidos perciben el ritmo de la música, señala un nuevo estudio

Descubren que los pájaros emplean para cantar un “metrónomo”interno

Descubren que los pájaros emplean para cantar un “metrónomo”interno

Los tití pigmeos utilizan dialectos para sus llamados

Los tití pigmeos utilizan dialectos para sus llamados

El canto de los pájaros cambia con el paisaje

El canto de los pájaros cambia con el paisaje

La música “nutre” a los bebés prematuros

La música “nutre” a los bebés prematuros

Tocar música con la mente

Tocar música con la mente

Descubren un Elemento Nuevo en el Proceso Auditivo

Descubren un Elemento Nuevo en el Proceso Auditivo

LEONARDO DA VINCI Y LA MUSICA

LEONARDO DA VINCI Y LA MUSICA

La función lúdica del lenguaje en las canciones populares infantiles -parte 5-

La función lúdica del lenguaje en las canciones populares infantiles -parte 5-

La función lúdica del lenguaje en las canciones populares infantiles -parte  4-

La función lúdica del lenguaje en las canciones populares infantiles -parte  4-

La función lúdica del lenguaje en las canciones populares infantiles -parte 3-

La función lúdica del lenguaje en las canciones populares infantiles -parte 3-

La función lúdica del lenguaje en las canciones populares infantiles -parte 2-

La función lúdica del lenguaje en las canciones populares infantiles -parte 2-

La función lúdica del lenguaje en las canciones populares infantiles -parte1-

La función lúdica del lenguaje en las canciones populares infantiles -parte1-

El éxito en el desarrollo de la inteligencia

El éxito en el desarrollo de la inteligencia

Por qué una melodía queda sonando en la memoria?

Por qué una melodía queda sonando en la memoria?

Las tres unidades funcionales del cerebro

Las tres unidades funcionales del cerebro

La percepción visual

La percepción visual

La integración sensorial

La integración sensorial

La capacidad musical se desarrolla con la experiencia y no es genética

La capacidad musical se desarrolla con la experiencia y no es genética

Símbolo-Signo-Señal

Símbolo-Signo-Señal

El papel de las artes en la transformación de la conciencia (II)

El papel de las artes en la transformación de la conciencia (II)

El papel de las artes en la transformación de la conciencia (I)

El papel de las artes en la transformación de la conciencia (I)

Sobre la Imaginación y la Palabra

Sobre la Imaginación y la Palabra

Expresión corporal

Expresión corporal

Oímos con los Oídos o con el Cerebro?

Oímos con los Oídos o con el Cerebro?

Música y Política

Música y Política

Ciencia y Música

Ciencia y Música

Rima y Ritmo

Rima y Ritmo

La expresión musical

La expresión musical

Iniciación al ritmo

Iniciación al ritmo

Exploración, significación y reglas en el juego musical

Exploración, significación y reglas en el juego musical

La importancia del juego psicomotriz en el desarrollo grafomotor

La importancia del juego psicomotriz en el desarrollo grafomotor

La voz de los niños

La voz de los niños

Organización espacial y temporal

Organización espacial y temporal

Movimientos articulares y noción de cuerpo

Movimientos articulares y noción de cuerpo

Lateralidad

Lateralidad

La Manipulación

La Manipulación

Habilidades perceptuales motoras, hábitos y automatismo

Habilidades perceptuales motoras, hábitos y automatismo

¿Es Bueno imitar ?

¿Es Bueno imitar ?

¿Cuándo vas a parar de moverte?

¿Cuándo vas a parar de moverte?

Control sobre un objeto

Control sobre un objeto

Control postural

Control postural

Conceptos básicos de psicomotricidad (II)

Conceptos básicos de psicomotricidad (II)

El gesto

El gesto

Los juegos de la palabra

Los juegos de la palabra

Jugar con las manos

Jugar con las manos

Recursos materiales en el juego simbólico

Recursos materiales en el juego simbólico

Sobre el Juego (I)

Sobre el Juego (I)

Percepción auditiva y lenguaje

Percepción auditiva y lenguaje

Mundo sonoro interno

Mundo sonoro interno

La percepción auditiva

La percepción auditiva

Entorno sonoro

Entorno sonoro

Características del fenómeno sonoro

Características del fenómeno sonoro

Conciencia Fonológica

Conciencia Fonológica

¿Cómo funciona el oído?

¿Cómo funciona el oído?

Un estudio acerca de la percepción del ritmo

Un estudio acerca de la percepción del ritmo